Cambiar el futuro de vuestros hijos está a un solo click

Gresol colegio internacional americano Barcelona Terrassa Sabadell Vallès Occidental

El día de la marmota: curiosidades que no sabías

Life Gresol colegio privado internacional americano

Tabla de contenidos

En función de la generación a la que se pertenezca, mencionar el Día de la marmota puede transportarnos a una película de Bill Murray de los 90, en la que el mismo día se repetía una y otra vez; de ahí que su nombre fuera ‘Atrapado en el tiempo’. Pero, ¿cuál es la finalidad de esta tradición y su origen? Descubre en este artículo de GRESOL toda su historia, así como algunas curiosidades que, de saber de esta fiesta, seguro que desconocías.

¿Cuándo se celebra el Día de la marmota y por qué?

El Día de la marmota se celebra el 2 de febrero en Estados Unidos y en Canadá. No obstante, no se celebra en todos los estados, pero sí en la mayoría de ellos. Su origen no está del todo claro; pero lo que sí se sabe es que viene de civilizaciones antiguas, en las que no existían medios para valorar la evolución del clima y optaban por las creencias y las ceremonias.
Esta en concreto podría ser originaria de la cultura celta, y de esta pasar a convertirse en una tradición en Europa. Aquí, en lugar de la marmota, se utilizarían osos o tejones, pero con la misma finalidad en ambos casos. ¿Y cuál es esta? En seguida te lo contamos.
Estas poblaciones europeas, provenientes de diferentes países, como Alemania, parece que emigraron a Pensilvania, en los Estados Unidos. Una vez allí, mantuvieron sus costumbres, con la diferencia de que al ser la marmota el animal que más abundaba en la zona, optaron por este en lugar de buscar alguno de los conocidos para ellos.
Y entonces, ¿cuál era el objetivo de celebrar el Día de la marmota? Pues hacer un pronóstico de la llegada del fin del invierno. Si bien en la actualidad las estaciones comienzan a no ser tan exactas como hace tres décadas, por experiencia y porque contamos con los recursos para verificarlo, podemos tener una idea de cuándo va a llegar y nos adaptamos a ello.
En otras épocas, no sucedía así, y las bajas temperaturas hacían que los inviernos se volviesen largos y tediosos. El Día de la marmota se convirtió así no solo en una fecha para celebrar, sino que se esperaba con ansia su llegada con la esperanza de que el fin de la estación estuviera próximo.

¿Cómo se realiza el pronóstico con la marmota?

Para conocer cuándo y cómo fue el primer pronóstico, tenemos que remontarnos al año 1887. En ese Día de la marmota, la elegida fue bautizada como Phil. Sobre sus hombros cayó la responsabilidad de hacer la predicción, y al parecer acertó, lo que hizo que no solo se continuara con esta práctica año tras año, sino que además se extendió a otros estados y países, como Alaska o Canadá.
Para depositar semejante confianza en un animal que poco sabe de lo que realmente está sucediendo, alta debe ser su probabilidad de acierto, o su casualidad. Quienes forman parte del Club de la Marmota, afirman que el margen de aciertos oscila entre el 75% y el 90%. Sin embargo, parece que estos son demasiado optimistas con respecto a la realidad. Si nos vamos a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, un organismo que describe y predice los cambios en el medioambiente, los aciertos se desploman por debajo del 40%.
¿Y cuál es el procedimiento que se sigue para valorar si el invierno llega o no a su fin? Cuando la marmota sale de su madriguera para comunicar cuál es el futuro próximo, esta debe mirar si ve su sombra o no. De no hacerlo, es que sabe que el invierno está a punto de terminar. Por el contrario, si sale y ve su sombra, regresa de nuevo a su madriguera para continuar hibernado otro mes más, o más exactamente, unos 42 días como mínimo.

El Día de la marmota en el cine

En nuestro país, el Día de la marmota no es tan conocido por la costumbre en sí misma, sino por la película que mencionamos en la introducción. Su nombre en la traducción fue ‘Atrapado en el tiempo’, porque el personaje principal, Bill Murray, se despertaba cada mañana y volvía a encontrarse en el mismo día una y otra vez. El nombre original es Groundhog Day, una película de Harold Ramis que se inspiró en esta celebración norteamericana, cada vez más popular, para desarrollar la comedia.
La historia transcurre en el pueblo de Punxsutawney, al que el meteorólogo Phil Connors acude cada año para cubrir el momento en el que la marmota marca el futuro de la estación. Sin embargo, ese 2 de febrero no sería como los demás; con la llegada de una tormenta, tanto él como su equipo tienen que pasar la noche en el pueblo, y cuando se despiertan a la mañana siguiente, Phil se da cuenta de que se encuentra nuevamente en el día anterior. Pero no le sucede una vez, sino que día tras día es el 2 de febrero.

Curiosidades sobre el Día de la marmota

Si no has visto la película, te recomendamos hacerlo; no solo porque fue una comedia que albergó un gran éxito en su época, sino porque te ayudará a comprender estas curiosidades que te contamos sobre ella.

Bill Murray no era la primera opción

La interpretación de Bill Murray en su papel de Phil obtuvo buena crítica. Sin embargo, él no fue la primera opción del director para dicho papel. Michael Keaton y Tom Hanks lo rechazaron por diversos motivos.

La relación con la marmota no era buena

Si bien las marmotas nos pueden parecer animales entrañables, lo cierto es que para Bill Murray no lo fue tanto. El animal le mordió en múltiples ocasiones, algunas con tanta intensidad, que tuvo que vacunarse de la rabia varias veces para protegerse. No obstante, si hacemos una pequeña crítica, es bastante comprensible que el animal lo haya hecho. A diferencia del resto del equipo, la marmota no era un actor, y es probable que no obtuviese nada a cambio por el tiempo que pasó en el rodaje. Los animales y sus vidas deben ser respetados.

El guion sufrió varias modificaciones

En la película, el número de veces que Bill vive el Día de la marmota son 38 veces para ser exactos, pero esta cantidad no era la original del guion. De hecho, era tan disparatada como 10 mil, y hay quienes dicen que la idea posterior es que fuera tres o cuatro décadas. Al ver el filme, no está del todo claro, ya que no todos los días se recrean al completo.

Sin relojes para meterse en el papel

Sabemos que actores y actrices hacen todo lo posible para interpretar con el mayor realismo sus papeles. Y esta película no fue una excepción. Todos los relojes se pararon durante el tiempo de grabación, de manera que a todos les resultase más real la confusión por la fecha o la hora en la que se encontraban.

La idea original no es de esta celebración

Hemos dicho que el Día de la marmota viene de una tradición que podría ser celta. Pero también se sabe que este concepto de vivir una misma jornada una y otra vez está presente en la obra ‘The Gay Science’ de Friedrich Nietzsche.

Conflictos en el rodaje

Director y actor mantenían una buena relación, pero su visión sobre la película era bastante diferente. Por un lado, Bill Murray veía el filme como una cuestión filosófica, y quería realizar modificaciones de manera constante. A veces, quizás porque había perdido la noción del tiempo, llamaba al director a cualquier hora del día o de la noche. Este, a su vez, quería que la película fuera una comedia, pero también que las tomas fueran perfectas, por lo que hacía repetirlas incansablemente.
Estas discusiones, sumadas a que el actor no fue la primera opción, hicieron que se creara resentimiento en la amistad que tenían. Pasaron 20 años hasta que finalmente se reconciliaron. El actor fue a ver a Harold Ramis, que se encontraba en un momento delicado de salud. Las paces vinieron en forma de abrazo y, curiosamente, el director falleció tan solo unos días después.

Curiosidades sobre las marmotas y su hibernación

Además de las curiosidades sobre la película, aprovechamos la ocasión para conocer algo más sobre este peculiar animal, que se despida del mundo durante los fríos inviernos para volver cuando regresa el buen tiempo.
Al ser un animal de sangre caliente, cuando bajan las temperaturas, la marmota cae en un estado de letargo. Esto significa que su actividad baja hasta el mínimo posible y su metabolismo prácticamente se para. Es lo que se conoce como hibernación. Además de a las marmotas, les sucede a otros roedores y, en menor medida, a los osos.
Durante este tiempo, estos animales permanecen refugiados en sus madrigueras, y su cuerpo se alimenta de las reservas de grasa que tienen acumuladas. Por lo tanto, pueden pasarse meses sin salir a buscar agua o alimento.
Entonces, ¿es la protagonista de la película una marmota de verdad? La hibernación no se realiza en una madriguera convencional y a la vista, ya que supondría la exposición a depredadores y todo tipo de peligros. Estas se cavan debajo de la vegetación, dado que ahí las temperaturas no descienden tanto y ni siquiera llegan las heladas. ¡Si no podría morir congelada!
Además, antes de refugiarse, el animal se dedica a comer una cantidad muy grande de alimento, que le permita conseguir las reservas necesarias para sobrevivir al invierno sin tener que salir a por nada.
En cuanto al momento para refugiarse, todo va a depender del frío de la zona en la que habite. Si el clima es cálido, puede esperar hasta diciembre para hacerlo, pero en otros climas más fríos, desde septiembre puede iniciar su letargo, que se extiende hasta marzo.
Si pensamos en la película del Día de la marmota, el animal se despierta en febrero para comprobar si el clima ha cambiado. En la realidad, solo se produce un pequeño despertar prematuro varias semanas antes del definitivo para buscar pareja. Cuando lo hacen, cada uno regresa a su madriguera, pero recuerdan dónde se encontraron para regresar. Por tanto, Phil, que además tenía una madriguera hecha por humanos, se parecía más a nosotros que a una marmota.
Si te gusta este tipo de contenidos sobre Estados Unidos, no te pierdas ninguno de los contenidos de USA Curiosa, en el blog de GRESOL.
Facebook
Pinterest
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Otros artículos interesantes de LIFE Gresol